Sobre el autor

 

El arte siempre me ha acompañado. Desde la infancia, a lo largo de la carrera y durante toda mi vida profesional como arquitecto, he dedicado muchos de mis ratos de ocio a materializar y dar forma a las ideas que me surgen, que me bullen en la cabeza.

Llegó la crisis. ¿Problema u oportunidad? Opté por lo segundo y decidí dedicarme a tiempo completo a plasmar esas ideas e inquietudes. Quería ir más allá.

Por alguna razón que desconozco, he tenido una tendencia casi irracional a realizar lámparas con todo tipo de objetos reciclados, utilizando maderas naturales o retales con hierro, piedra… Hoy he dado un paso adelante: sigo creando mis lámparas, pero, al poder estar en contacto con más materiales y manejar otras técnicas, van surgiendo otros objetos.

En mi mundo, cada objeto parece tener su propia idea de cómo quiere ser. Cada uno de ellos  ha sido creado intentando evitar quitarle fuerza a los elementos que lo integran: las piedras o las maderas naturales son cuidadosamente escogidas para darle sentido, equilibrio e intención; la madera natural que arriba a la orilla, una vez tratada y estabilizada, es alterada por el hierro, que hace resaltar algunos de los atributos más significativos.

Mi aportación, finalmente, es la de ensamblar sus cualidades para darle otro sentido que no desmerezca su potencial individual y sus cualidades estéticas intrínsecas.

En otros casos, las alteraciones son de mayor calado. Reciclo retales de metales, de objetos industriales o maderas, buscando composiciones no solo estéticas, sino también sostenibles